¿Cómo acompañar a Cantucci?

¿Cómo acompañar a Cantucci?

Licor para acompañar a Cantucci

Ahora divide la masa en dos o tres bolas a las que darás forma de salchichas de unos 30-35 centímetros de largo. A continuación, colóquelos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear; pinte la masa con yema de huevo batida y métala en el horno caliente a 190° durante 20 minutos.

Mezcle e incorpore el chocolate derretido (no debe estar caliente), luego amase la mezcla y forme una bola de masa, que deberá dejar en la nevera durante unos 30 minutos, envuelta en film transparente; pasado este tiempo, tome la masa, divídala en dos partes y forme panes de 5 cm de diámetro. No es necesario aplanarlas con las manos, ya que cambiarán de forma durante la cocción.

Ahora, amásalos con las manos para formar panes; toma un huevo, coge la clara y bátelo ligeramente en un bol pequeño y con un pincel pule la superficie de los cilindros recién formados. Ahora hornear a 180° durante 20 minutos. Sacar los panes del horno, dejarlos enfriar a temperatura ambiente y cortarlos en rodajas de 1,5 cm de grosor con un cuchillo de hoja dentada. Vuelve a meter los bizcochos en el horno durante otros 5 minutos (no te pases de cocción, si no, no conseguirás un bizcocho blando). Sácalos del horno, deja que se enfríen y los cantucci blandos estarán listos.

Licor para cantucci

En resumen, en mi opinión, el fraile franciscano tenía razón al pensar que esta bebida en particular era “mágica”, porque da a quienes la prueban una sensación única de paz interior, que equilibra los pensamientos a la vez que calienta el corazón.

También puedes leer:   Con qué acompañar el cous cous

En cuanto a los cantucci, pueden prepararse con diferentes tipos de frutos secos: en la Toscana se hacen tradicionalmente con almendras, pero en Umbría y el Lacio se preparan, por ejemplo, con avellanas locales, que son igualmente deliciosas -se llaman “tozzetti”- y recuerdo al chef Fabio Campoli, que una vez incluso preparó una versión con cacahuetes salados… ¡simplemente deliciosa!

Graduada en el Liceo Artístico, apasionada por el arte y la arquitectura, tras pasar unos años en el mundo del diseño arquitectónico, impulsada por una gran pasión por la cocina que le transmitieron su abuela paterna y su madre, comenzó su carrera asistiendo a la escuela de pastelería Aromacademy y trabajando como ayudante de chef en Roma y en Chianti, antes de unirse a Campoli Azioni Gastronomiche en 2017.

Vin santo y cantucci

Cantuccini Cioccolato e PeperoncinoLos cantucci toscanos en versión picante, pero con todos los ingredientes tradicionales.  El chocolate negro complementa a la guindilla en una combinación realmente original.

Cantuccini con nuecesLos tradicionales cantuccini toscanos enriquecidos con nueces seleccionadas que le dan un sabor muy especial y delicioso.  Un sabor antiguo que te traslada a momentos de la ya olvidada vida en el campo.

Cantuccini con i Fichi secchiPreparados con la adición de aromas y frutos secos a la masa, especialmente almendras, se sirven con Vin Santo al final de una comida, pero también son excelentes en el desayuno o como merienda.

Ossi di MortoGalletas clásicas de la tradición de Volterra, elaboradas con ingredientes sencillos como harina, huevos, azúcar y aromas.  Galletas con forma de hueso que dan “miedo”, excelentes mojadas en vinos dulces de licor.

CavallucciClásicas galletas tradicionales de la Toscana hechas con una masa muy gruesa aromatizada con especias y enriquecida con nueces. Lo mejor es servirlos con vinos de licor.

También puedes leer:   ¿Con qué acompañar el Carpaccio?

Receta Cantucci

Para preparar los cantucci de queso, combine la mantequilla muy fría en trozos pequeños con la harina y la levadura en polvo en un procesador de alimentos provisto de cuchillas (cutter) y mezcle durante unos instantes: obtendrá una consistencia arenosa***.

Vierta unas cucharadas de zabaglione en un vaso pequeño y sirva con los cantucci salados y un rizo de mousse de mortadela decorado con pistachos picados. ¡Los cantucci de queso con zabaglione salado y mousse de mortadela están listos!

El término “cantucci” viene de “canto”, que significa esquina, o del latín “cantellus” (pieza, rebanada de pan). De hecho, parece que en la antigüedad la gente, al no poder comprar galletas, tenía que conformarse con la parte final del filoncino, el cantuccio.