¿Cómo puedo incluir la calabaza en mi dieta?

¿Cómo puedo incluir la calabaza en mi dieta?

Calorías de la calabaza

Además de ser baja en calorías y contener mucha fibra, la calabaza contiene muchas vitaminas y minerales que son buenos para la salud. Entre ellos se encuentran el beta-caroteno, que es bueno para la vista, y el alfa-caroteno, que ayuda a prevenir el cáncer de próstata y otros.

Evidentemente, para adelgazar con calabaza, no hay que utilizarla para hacer magdalenas y pasteles muy calóricos, sino como sustituto o para reducir la ingesta de otros alimentos ricos en carbohidratos, como el arroz o las patatas. Aquí tienes algunas ideas para utilizar la calabaza en una dieta de adelgazamiento:

No compres productos envasados, que suelen contener conservantes, aditivos, colorantes, azúcares añadidos y demasiada sal, que son malos para tu figura. Puedes comprar calabaza a buen precio en el mercado de agricultores o en el supermercado en otoño e invierno, limpiarla, trocearla y congelarla para tenerla lista y disponible de inmediato para tus recetas de dieta.

¿Te gusta la calabaza? ¿Qué recetas ligeras preparas con esta magnífica verdura? Si te gusta, háznoslo saber en los comentarios para sugerir nuevas ideas para cocinar calabaza a otros lectores. ¡Hasta la próxima, de la redacción de M’informo Salute!

Calabaza: propiedades y contraindicaciones

El agua y el potasio de la calabaza favorecen la diuresis y contrarrestan la retención de líquidos, una afección que suele estar causada por un estilo de vida poco saludable o poco sano: una dieta desequilibrada y rica en sodio, un estilo de vida sedentario y una mala hidratación son los principales culpables. El consumo de calabaza, por lo tanto, ayuda al cuerpo a deshacerse de los líquidos retenidos (así como de las toxinas) y a deshincharse.

También puedes leer:   ¿Qué contienen los tomates verdes?

Las vitaminas y los antioxidantes hacen de la pulpa de calabaza un excelente aliado de la belleza, sobre todo en la preparación de mascarillas y cremas de bricolaje, emolientes para el cuerpo y fortificantes para el cabello y las uñas frágiles y quebradizas.

Las semillas de calabaza se enjuagan, se secan y se dejan secar al aire o se tuestan en el horno durante unos minutos: un puñado de semillas para masticar es un excelente tentempié/comida, mientras que picadas pueden utilizarse para un exfoliante corporal natural o añadirse a las ensaladas.

La calabaza engorda

La calabaza contiene ácidos, enzimas, minerales, zinc y alfahidroxiácidos. Desempeña un papel eficaz en la eliminación de las células muertas de la piel y fomenta el crecimiento de una nueva capa de piel que sustituye a la antigua.

Aplicar la mascarilla sobre el cabello húmedo, asegurándose de cubrir todos los largos, y dejarla actuar durante 15 minutos. Una vez transcurrido el tiempo necesario, proceda al lavado normal con sus productos de champú habituales.

Mezclar todos los ingredientes y aplicar la mezcla en la cara. Masajear suavemente con movimientos circulares. Continúe durante unos minutos y aclare bien con agua tibia. Al terminar, secar bien la cara con una toalla, sin frotar.

La calabaza es una verdura

(los siguientes valores se refieren al producto genérico. Fuente: www.valori-alimenti.com; la base de datos utilizada por este sitio se refiere a los valores nutricionales de los alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y a la base de datos de composición de alimentos de INRAN).

Entre las características de las semillas de calabaza se encuentra un aporte equilibrado de aminoácidos. Como sabes, no todos los aminoácidos son sintetizados por nuestro organismo y existe una cadena de aminoácidos esenciales que necesariamente debemos introducir a través de una dieta equilibrada. Los aminoácidos son los elementos estructurales de las proteínas que contribuyen al funcionamiento normal de los músculos. Por ello, es importante no sufrir carencias nutricionales y, en este sentido, podemos decir que las semillas de calabaza pueden ser útiles si necesitamos aportar aminoácidos a nuestro organismo. De hecho, estas semillas poseen principalmente estos aminoácidos: ácido glutámico, arginina, triptófano, ácido aspártico, leucina y glicina. Pero el suministro no se detiene ahí, las semillas de calabaza, aunque sea en pequeñas trazas, poseen todos los aminoácidos esenciales que no pueden ser sintetizados por el organismo y que, por tanto, debemos ingerir a través de la alimentación. Puede ver la lista completa en este enlace: http://www.valori-alimenti.com/nutrizionali/tabella12014.php.

También puedes leer:   ¿Cuánto tiempo hay que hervir las setas?