¿Cómo se fabrica la carne sintética?

¿Cómo se fabrica la carne sintética?

Carne producida en laboratorio

Las células madre pluripotentes inducidas (iPSC), es decir, células sanguíneas o de la piel reprogramadas, se utilizan para obtener carne sintética. La alternativa sería utilizar células madre adultas multipotentes, ya que las embrionarias están en el centro de un debate ético difícil de resolver.

Cuando las células se desarrollan in vivo, se ven afectadas por la interacción con la matriz extracelular (MEC), la red tridimensional de glicoproteínas, colágeno y enzimas responsable de transmitir señales mecánicas y bioquímicas a la célula.

Para su correcto desarrollo, los andamios se colocan dentro de biorreactores (en su mayoría de depósito), es decir, grandes máquinas que exponen las células a los factores ambientales necesarios para su proliferación o diferenciación (37 °C, 5% de CO2, etc.).

Aunque la carne sintética es carne real, compuesta por auténticas células musculares, grasas y células de soporte de los animales, así como por vasos sanguíneos, algunos consumidores consideran que el proceso de producción de alta tecnología es repugnante, o no están de acuerdo con él.

Precio de la carne sintética

Cuando hablamos de carne sintética, nos referimos a la carne cultivada en un laboratorio a partir de determinadas células animales. Estas células se extraen de los animales mediante una biopsia y luego se alimentan. Finalmente, se reproducen dentro de unos aparatos especiales llamados biorreactores. Una vez iniciado el proceso de reproducción celular, no es necesario extraer continuamente más células directamente de los animales: se pueden crear miles de toneladas de carne a partir de unas pocas células.

También puedes leer:   ¿Cómo de gordo es un spritz?

Según un reciente informe de Boston Consulting Group (BCG) y Horizon Corporation (BHC), en 2035 las alternativas a las proteínas animales representarán el 11% de toda la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos consumidos en el mundo. “Con un impulso de los reguladores y mejoras decisivas en la tecnología, esa cifra podría aumentar al 22% en 2035”, afirman los investigadores.

Las explotaciones de ganado vacuno y ovino son, sobre todo, muy ineficientes: son animales de tamaño medio o grande que ocupan mucho espacio y, por tanto, necesitan grandes extensiones de terreno, a menudo robadas a los bosques.

Pros y contras de la carne sintética

Desde el punto de vista de la contaminación, la carne producida en laboratorio reduce la contaminación atmosférica en un 93%, el uso del suelo en un 95% y el desperdicio de agua en un 78%. Además, si la tierra no se explotara para la agricultura intensiva, podría utilizarse para las plantaciones de árboles.

Además, al producirse en el laboratorio, podría complementarse con sustancias como el omega-3, que son fundamentales para mejorar los valores nutricionales. Por último, pero no menos importante, la ventaja de eliminar la cría intensiva de animales.

Hay unas 800 empresas en el mundo que producen carne alternativa (o falsa carne). 90 de los cuales producen carne in vitro. En 2020, la empresa recaudó 370 millones de dólares de capital, seis veces más que en 2019.

Para obtener 100 calorías, la dieta mediterránea genera alrededor de un 60 % menos de impacto ambiental que una dieta del tipo del norte de Europa o de Norteamérica, que se basa más en la carne y las grasas animales que en las verduras y los cereales.

También puedes leer:   ¿Qué vino combinar con polenta y carne de jabalí?

Carne sintética dónde comprar

En 1998, Jon F. Vein solicitó y obtuvo una patente en Estados Unidos (US 6.835.390 B1) para producir tejido cárnico artificial destinado al consumo humano, en el que se cultivarían células musculares y grasas en un sistema de producción integrado para crear productos alimenticios como filetes, albóndigas y pescado[9].

El 27 de abril de 2022, la Comisión Europea aprobó la solicitud de recogida de firmas para la Iniciativa Ciudadana Europea “End The Slaughter Age”, con el fin de desplazar las subvenciones de la ganadería a la agricultura celular[16].

Como alternativa, la carne podría convertirse en músculo “de verdad”. Sin embargo, esto requeriría algo que sustituyera al sistema circulatorio, para suministrar nutrientes y oxígeno directamente a las células en crecimiento, y para eliminar los productos de desecho. También habría que producir otros tipos de células, como los adipocitos, y los mensajeros químicos tendrían que dar instrucciones a los tejidos en crecimiento para formar estructuras. El tejido muscular también debe ser “estirado” físicamente, o debe ser “ejercitado” para que crezca adecuadamente[26][27][28].