¿Qué combinar con las lentejas para adelgazar?

¿Qué combinar con las lentejas para adelgazar?

Nutricionista de maridaje

hidratos de carbono complejos (polisacáridos), formados por muchas moléculas de monosacáridos (hidratos de carbono simples) unidas entre sí. No es casualidad que cuando masticamos un trozo de pan durante mucho tiempo, notemos que adquiere el sabor dulzón característico de los azúcares.

En la primera parte del intestino, llamada duodeno, la digestión de las proteínas, los hidratos de carbono y los lípidos se completa finalmente con los jugos pancreáticos y la bilis. A continuación, los alimentos totalmente digeridos son absorbidos por las vellosidades intestinales, excepto los residuos eliminados con las heces.

Aunque los partidarios de la dieta disociada consideran que la comida de un solo plato es la solución ganadora para ayudar a los procesos digestivos, hay alimentos que son compatibles entre sí y pueden combinarse con seguridad.

Cuando los nutricionistas hablan de comidas equilibradas, identifican un conjunto de alimentos que combinados aportan la cantidad adecuada de nutrientes para el organismo. Por lo tanto, al comer diferentes alimentos en diferentes momentos se corre el riesgo de crear desequilibrios alimentarios, lo que a la larga provocaría deficiencias nutricionales específicas.

Con qué acompañar las lentejas

Esto significa que en cada una de las comidas principales del día hay que asegurar unos buenos hidratos de carbono, proteínas y grasas, que favorecen el buen funcionamiento del metabolismo y ayudan a regular el apetito.

Esta combinación aporta probióticos y prebióticos que promueven la proliferación de bacterias buenas que mantienen el equilibrio de la flora intestinal, esencial para mantenerse en forma y saludable.

También puedes leer:   ¿Cómo acompañar las fajitas?

Las espinacas, por su parte, son una buena fuente de vitaminas del grupo B. Son especialmente ricos en vitaminas B6, B9 y B12, que intervienen en el metabolismo, el mecanismo por el que los alimentos ingeridos se transforman en energía para ser quemados.

Maridaje de lentejas y pescado

Además, las combinaciones adecuadas de alimentos tienen como objetivo evitar al menos dos condiciones que minan nuestro estado de bienestar y salud: las cargas glucémicas en una misma comida, responsables de los picos insulinémicos que, si son demasiado frecuentes y prolongados en el tiempo, influyen en la acumulación de grasa, sobre todo en la zona abdominal, y los efectos secundarios de una digestión lenta y difícil, como el vientre hinchado, las flatulencias, el meteorismo y la alteración del tránsito intestinal.

Las grasas también combinan bien con las verduras; en particular, con los quesos maduros, hay que evitar los tomates y preferir las verduras diuréticas y ricas en agua que estimulan el trabajo de los riñones.

Hay varias combinaciones que, a diferencia de las anteriores, son beneficiosas para el organismo y la salud por diferentes razones: unas porque aprovechan la sinergia de los micronutrientes, otras porque no fuerzan la digestión y estimulan el trabajo del hígado y los riñones, y otras porque evitan las grandes cargas glucémicas. Descubramos juntos diez de ellos.

Lentejas y huevos juntos

La hinchazón intestinal de la que se quejan muchas personas después de comer legumbres está causada por los azúcares no digeribles (rafinosa, estaquiosa y verbascosa) que llegan inalterados al intestino grueso, donde son fermentados por la flora bacteriana local. El meteorismo y otros trastornos digestivos son consecuencia de dicha fermentación.

También puedes leer:   ¿Cómo espesar la mayonesa?

El término legumbres se refiere a las semillas comestibles de las plantas pertenecientes a la familia de las leguminosas (papilionáceas), que pueden consumirse frescas, secas, congeladas y en conserva.