¿Qué comer para la deficiencia de vitamina B?

¿Qué comer para la deficiencia de vitamina B?

Frutas con vitamina b12

La ingesta excesiva, que suele ser el resultado de una dosis incorrecta al tomar suplementos, suele conducir simplemente a la eliminación de la vitamina a través de la orina para evitar concentraciones excesivamente altas en la sangre. En muy raras ocasiones, pueden aparecer los siguientes síntomas:

Debido a su papel en el metabolismo energético, la vitamina B-12 se promueve a menudo como fuente de energía para contrarrestar los periodos de fatiga y cansancio, o incluso para aumentar el rendimiento deportivo; estas afirmaciones, sin embargo, sólo se aplican en el caso de pacientes que padecen anemia megaloblástica o, a lo sumo, en casos de deficiencia de la misma vitamina, mientras que la administración de suplementos en ausencia de carencia nutricional no parece tener ningún efecto beneficioso sobre el rendimiento.

Por lo tanto, cualquier persona preocupada por una posible deficiencia debe asegurarse primero de que está tomando las dosis adecuadas a través de su dieta, y sólo para grupos específicos de pacientes, incluidos los veganos, existe una justificación científica para tomar suplementos.

¿Cuáles son los síntomas de la carencia de vitamina b12?

Los mejillones son moluscos bivalvos como los mejillones y las almejas. Además de ser ricos en vitamina B12, contienen proteínas de alto valor biológico pero también un alto contenido en colesterol. Son una fuente abundante de hierro y potasio, mientras que entre las grasas destacan las monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

También puedes leer:   ¿Cómo espesar el agua?

Los huevos son un alimento nutritivo que aporta proteínas, vitaminas del grupo B (incluida la B12) y minerales como el hierro. También son ricos en colina, un aminoácido que evita la formación de depósitos de colesterol y ayuda al funcionamiento del hígado.

Sobre todo, una cantidad adecuada de vitamina B12 previene las enfermedades cardiovasculares, ya que desempeña un papel clave en el metabolismo de la homocisteína, un aminoácido no proteico que, en exceso, aumenta la incidencia de las enfermedades cardiovasculares. Además, la vitamina B12, junto con el ácido fólico, estimula la síntesis de la hemoglobina y del ADN y, por tanto, favorece la formación y el crecimiento de los glóbulos rojos.

Alimentos ricos en ácido fólico y vitamina b12

Las vitaminas del grupo B intervienen en numerosos procesos metabólicos que permiten utilizar los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas para obtener energía, contribuyen a la síntesis de neurotransmisores e influyen en la maduración, el crecimiento y la proliferación de las células del sistema inmunitario.

carencia de vitamina B3 (niacina): la carencia de vitamina B3 provoca pelagra, caracterizada por dermatitis, diarrea y trastornos del sistema nervioso central (depresión, insomnio, desorientación y delirio).

Plátano vitamina b12

Además, hay ciertas condiciones en las que aumentan las necesidades de micronutrientes, como el embarazo, la lactancia, el crecimiento rápido en la infancia y la adolescencia, y el envejecimiento. Del mismo modo, algunas enfermedades requieren distintos niveles de ingesta.Grupo B: esencial para el sistema nervioso

Desempeña un papel fundamental en el tejido nervioso al participar en el metabolismo de la mielina (la vaina que rodea las fibras nerviosas). También participa en la producción de glóbulos rojos. La necesidad de B12 aumenta durante el embarazo y la lactancia.

También puedes leer:   ¿Qué utilizar en lugar de los moldes para cannoli?

La carencia prolongada de vitamina B12 provoca una enfermedad llamada anemia perniciosa, que consiste en graves defectos en la síntesis y producción de células sanguíneas, trastornos digestivos y síndromes neurológicos.