¿Qué se puede comer con gachas?

¿Qué se puede comer con gachas?

Gachas con mermelada

Es un plato muy saciante porque es rico en fibra y contiene menos calorías que la mayoría de los cereales de desayuno, incluso los bajos en grasa. Para que quede claro, 100 g de cruesli, cereales varios o muesli suponen casi 500 calorías. Sin embargo, cuando se enriquece con diversos ingredientes como fruta seca y deshidratada, miel, aumenta mucho su aporte calórico.

Básicamente, 100 g tienen 350 kCal, y una porción de 50 g de gachas de avena cocidas en agua sólo aporta 175 Kcal, pero una taza de 125 ml de avena cocida en leche entera (67 kCal), endulzada con 1 cucharada de miel y la adición de 1 cucharada de almendras y 2 cucharadas de plátanos secos, la eleva a 350 kCal.

Preparación. Caliente los copos de avena y la leche (o el agua) a fuego lento y déjelo cocer, removiendo, hasta que espese, unos 5 minutos. Añadir azúcar, sal u otros ingredientes adicionales al final. Puede disfrutarlo caliente o frío.

Preparación. Remover los copos de avena sin remojar en el líquido y calentar a fuego lento. Cuando espese bien, retira del fuego y añade la proteína en polvo y la mantequilla de cacahuete y remueve, luego adorna con rodajas de plátano, chocolate o una pizca de cacao.

Gachas saladas

VERSION RÁPIDA, para preparar la noche anterior: combinar en un bol unos 40 g de cereales, unos 200 g de leche vegetal y, eventualmente, semillas de chía. Mezclar, tapar y dejar en la nevera. Por la mañana, caliéntalo todo 2 minutos en el microondas y complétalo con tus aderezos favoritos.

También puedes leer:   ¿Dónde no se encuentra la histamina?

VERSION LENTA, para hacer por la mañana: combinar todo en una cacerola pequeña (yo tuesto los cereales en una cucharadita de aceite de coco antes de añadir la leche), y cocinar a fuego medio-bajo durante 5-10 minutos, hasta alcanzar la consistencia deseada. Añade tus aderezos favoritos.

Mis favoritas son las tortitas de plátano: pon un huevo, 3 cucharadas de harina de arroz integral (o harina de espelta, harina de almendras, harina de trigo sarraceno…), medio plátano y una pizca de levadura en polvo en la batidora. Añada un poco de leche vegetal si le parece demasiado espesa. Batir todo junto, verter la mezcla en una sartén engrasada con aceite, cocinar un par de minutos por cada lado. Completa con la otra mitad de plátano en rodajas, láminas de almendra, crema de frutos secos, crema de cacao amargo + agua + miel… Si sigues mi perfil en Instagram encontrarás muchas otras ideas y combinaciones (con diferentes harinas, sin huevo…).

Calorías de las gachas

Si nos gusta dormir hasta el último segundo, pero no queremos perdernos el placer de un desayuno sano y completo, podemos preparar las gachas de avena la noche anterior, o ‘overnight oatmeal’, cubriendo los copos de cereal con leche y agua y tras cubrirlos, meterlos en la nevera. Durante la noche se hincharán de líquido y por la mañana estarán listas para calentarlas en el microondas o en una cacerola antes de añadir los demás ingredientes al gusto.

Como alternativa al azúcar y la miel, también puedes utilizar bayas, fruta fresca como plátanos y manzanas, así como vainilla, cacao en polvo y canela para mejorar tu desayuno de avena.

También puedes leer:   ¿Cuántas almendras amargas se pueden comer al día?

Ideas para cubrir las gachas de avena

Que desayunar bien es la mejor manera de empezar el día parece ser un concepto que ya tienen claro los italianos… al fin y al cabo, los nutricionistas siempre hemos insistido en el papel crucial que desempeña la primera comida del día para mantenerse sano y en forma, y son numerosos los estudios científicos y los documentos oficiales publicados al respecto (Fuente: documento SINU- SISA y documento de consenso sobre el papel del desayuno en la investigación y el mantenimiento de un buen estado de bienestar NFI).

Saltársela hace que uno se encuentre en una condición de “semi-inanición”, lo que hace que el riesgo de cerrar el “agujero” con los primeros alimentos que se tengan a mano, tal vez incluso insalubres que, dulces o salados, suelen ser altos en grasa y poco saciantes, sea muy alto.

El desayuno debe aportar entre el 15 y el 25% de la energía diaria, que se eleva al 30-35% si no hay meriendas durante el día, y para que sea equilibrado debe incluir

Se presta a ser rellenado con muchos tipos de frutas frescas y secas: excelente con frutos rojos con crema de almendras, pero también con manzana cocida, pasas sultanas y canela o con pera y chocolate… deje espacio a la imaginación y disfrute de un desayuno con nuevos colores, sabores y aromas cada mañana.