¿Qué vino tinto para marinar la carne?

¿Qué vino tinto para marinar la carne?

Marinar la carne de cerdo con vino blanco

Vierta los dos botes de yogur, el zumo de limón, el pimentón dulce y una generosa pizca de pimienta negra, y mezcle bien los ingredientes. Sumerge el pollo en la marinada y déjalo reposar al menos un día. A continuación, vierta el pollo y su adobo en una fuente de horno y hornéelo a 180 grados durante unos 30 o 40 minutos, y sírvalo aún caliente.

Verter la miel y el vinagre balsámico en un bol grande, rallar el jengibre, salar y mezclar bien. Añade la carne, dale la vuelta y masajea rápidamente. Cubrir el bol con papel de aluminio y meterlo en la nevera durante al menos una hora.

Añadir el vino blanco, el aceite, la zanahoria pelada y picada y la cebolla también picada. Añadir todos los condimentos: romero, sal, laurel, bayas de enebro y pimienta negra y mezclar. Coloque la carne en una bandeja, cúbrala con la marinada y déjela reposar durante 4-5 horas antes de utilizarla. Asar la carne, rociándola con la salsa mientras se cocina, y servir.

El vino de marinar debe ser desechado

Vierta el aceite, el vino (pruebe a utilizar Dolcetto), la cebolleta y el ajo cortado en rodajas finas en un recipiente de cristal. Coloque la carne y asegúrese de que está completamente cubierta por la marinada. Romper algunas hojas de laurel con las manos y repartirlas sobre la carne. Tapar y refrigerar durante 4 – 6 horas. Perfecto para la carne roja.

También puedes leer:   Secretos para preparar el té perfecto en casa: métodos, consejos, recetas

Exprime el limón en un bol y añade el aceite de oliva virgen extra. Añadir la cebolleta cortada en rodajas finas, sal y pimienta. Vierta el vino blanco (quizás un Provobis fresco y espumoso) y remueva. Sumergir los trozos de carne en el líquido de infusión, cerrar el recipiente y dejarlo en la nevera de 1 a 2 horas. Ideal para pescados enteros o rodajas gruesas de salmón o pez espada.

Limpie y pique las verduras, luego dispóngalas en el fondo de una fuente de horno, cúbralas con aceite y vino blanco (una buena elección podría ser Chardonnay Salento IGT 2016 Prestigio “Etichetta Oro”), añada vinagre, sal y pimienta. Disponer la carne de forma que quede cubierta por el líquido. Añade las hierbas y deja que se infusionen. Los tiempos de infusión varían en función de los cortes elegidos: para las aves y las carnes blancas de 2 a 4 horas, hasta 8 para la caza.

Qué vino blanco para marinar la carne

Si no ha marinado la carne, puede empezar directamente por este paso. En una cacerola alta, derrita la mantequilla, luego agregue la carne y dórela uniformemente por todos lados [6].

Llevar a ebullición con la tapa puesta, bajar el fuego y cocer la carne durante unas 3 horas a fuego muy lento, comprobando de vez en cuando el nivel del líquido de cocción y dándole la vuelta por el otro lado [9].

Puedes marinar la carne con tus aromas, hierbas y especias favoritas. Puede optar por dejarlas enteras como guarnición al final de la cocción o mezclarlas para hacer una delicada salsa de acompañamiento.

Salsa para marinar la carne

La carne de jabalí, que tiende a ser fibrosa, expresa mejor su delicadeza en las preparaciones que requieren una cocción prolongada para hacerla suave y apetitosa, como los estofados, los guisos o los guisados.

También puedes leer:   ¿Cómo se sirve un Martini?

La carne de jabalí, abundante y de sabor fuerte, requiere vinos potentes, como tintos sólidos que realcen su fragancia. He aquí las mejores maneras de resaltar su sabor y con qué etiquetas acompañarlo para apreciar sus sabores.

A continuación, se escurre, se añade el ajo, el romero y la guindilla y se rehoga en una sartén grande con un chorrito de aceite de oliva, se añade la manzana troceada después de haberla pelado perfectamente, y se añade sal al gusto.

Este vino, de color rojo rubí con reflejos granates a medida que envejece, tiene un aroma intenso y persistente, etéreo y vinoso, y notas de bayas silvestres que acompañan perfectamente a carnes rojas, caza y quesos salados.