¿Cómo se cocinan los rebozuelos?

¿Cómo se cocinan los rebozuelos?

Rebozuelos guisados

1) Para preparar esta guarnición de setas muy rápida, retire la base terrosa de 800 g de rebozuelos. Sumérjalas rápidamente en un recipiente con agua fría, escúrralas y séquelas con palmaditas. Los rebozuelos grandes pueden tener los tallos algo duros y fibrosos: en este caso, acórtelos ligeramente y blanquee las setas 3 minutos en agua hirviendo antes de seguir con la receta.

3) Salpimentar la sartén de rebozuelos, espolvorear con hojas de tomillo fresco o perejil picado si se desea, y servir con escalopes o bocados de cerdo o ternera.

Recetas con rebozuelos frescos

En este plato, el sabor de los rebozuelos se potencia para crear una preparación sencilla pero extraordinaria. Hay muchas variaciones posibles para servir este plato de forma diferente, ya que se puede añadir carne o speck, pero también otras verduras.

Verter los fideos en la sartén con la salsa y saltear unos minutos más. Termina la preparación añadiendo el perejil, que previamente habrás lavado, secado y picado muy fino. Sus tallarines con rebozuelos ya pueden servirse calientes a sus invitados.

Los fideos con rebozuelos se comen mejor calientes, pero se pueden conservar en el frigorífico hasta un día si se cierran en un recipiente hermético. Antes de volver a servirlos, hay que saltearlos en una sartén a la que se puede añadir un poco de nata para que el plato quede tan cremoso como cuando lo preparamos.

Recetas de pasta con rebozuelos

Los rebozuelos en salsa de nata pueden disfrutarse solos, como guarnición de carnes rojas (filete de ternera, véase la foto 7) y blancas cocinadas a la parrilla o a la plancha, como condimento de tallarines frescos o tagliolini, o para preparar raviolis di magro (con queso ricotta en el relleno).

También puedes leer:   ¿Cuánto tiempo tienen que cocinarse los croissants congelados?

Elegir rebozuelos pequeños, jóvenes y muy frescos, limpiarlos perfectamente y hervirlos durante 7-8 minutos con ½ vaso de vinagre blanco, 1 vaso de vino blanco seco y 2 vasos de agua; añadir tres hojas de laurel y un poco de sal. Cuando estén cocidas, escúrralas y déjelas enfriar. A continuación, colóquelas en un plato de servir, añadiendo unas cuantas aceitunas negras y verdes; aderécelas con aceite de oliva ligero, albahaca y cebollino picados, y sal y pimienta al gusto. Remover con cuidado y dejar reposar al menos media hora. Por último, adorne con unas hojas de albahaca fresca.

Y ahora vamos a cocinar… ¡el ‘Finferle’! El Craterellus lutescens (véase la foto 10), que también pertenece a la familia de las Cantharellaceae, recibe el nombre vernáculo y popular (Trentino Alto Adige) de “rebozuelo”. Sin embargo, es muy diferente del Cantharellus cibarius: parece una trompeta delgada con un ápice ondulado, de color pardo por encima, amarillo por debajo, con un tallo hueco y amarillo anaranjado. Crece en grupos de ejemplares muy numerosos, incluso subcespitosos o muy juntos, tanto en bosques de coníferas (Pecci, pino y enebro) como de caducifolios (castaño); Alpes, Prealpes y Apeninos.

Salsa de rebozuelos

Espolvoree la mezcla de rebozuelos sobre el pan tostado, cubra con perejil picado y sirva inmediatamente.Tagliatelle con rebozuelosEl primer plato del domingo, ¡hermoso de ver y delicioso de comer! Ingredientes para 4 personas350 g de rebozuelos

Añadir el ajo, la cebolla y la chalota picados, la hoja de laurel, desglasar con el vino y dejar que se evapore.Bajar el fuego a bajo y sazonar con una cucharadita rasa de sal y una pizca de pimienta molida. Tapar la cazuela con una tapa y cocer a fuego lento durante una hora y media, removiendo de vez en cuando.

También puedes leer:   ¿Cómo cocinar nuggets de pollo en el microondas?